|

Alejandra Villaverde: “El reto es aportar cada vez más en el primer equipo”

El partido que este miércoles disputó el CD Salesianos contra Mora FSF, bien podría haber titulado su crónica con: “La noche de la cantera”. Sobre la pista del Santiago Cañizares, el equipo minero protagonizó una actuación muy sólida, concediendo mínimas opciones al equipo moracho, con protagonismo especial para tres de las jugadoras más jóvenes de la plantilla como son: Andrea, María Laguna y, sobre todo, Alejandra Villaverde “Ale”.

Ale es la que más tiempo lleva en la dinámica del primer equipo. Tras tímidas inserciones en las últimas temporadas, la jugadora puertollanera tiene claro que este año “toca dar un pasito más para demostrarle al míster que puede contar conmigo y poder contar así con más minutos”. 

La forma de hacerlo es salir y demostrar lo que ha hecho en los dos primeros partidos de esta temporada frente Almagro y Mora respectivamente, con carácter, seguridad y valentía. “Cuando llegas al primer equipo, aunque sabes cuáles son tus cualidades y lo que puedes hacer, es complicado asumir decisiones en un partido, porque no quieres perder la pelota, buscas el pase fácil y creo que esa mentalidad es la he cambiado”. 

Si ya contra Almagro dejó buenos minutos, el encuentro frente al equipo toledano fue la confirmación de una jugadora sobresaliente, capaz de marcar diferencias y llamada a ser el futuro más inmediato del Club. “Es verdad que en el partido contra Mora me sentí muy cómoda, pero ya no vale pensar en él. Ahora toca seguir entrenando fuerte y con la mente puesta en el partido de este domingo”. 

Ya el año pasado, Villaverde conseguía su primer gol oficial con la camiseta del primer equipo de Salesianos, precisamente contra el equipo moracho en Copa; éste ha vuelto a ser su primera víctima de la temporada. “Celebrar goles con nuestra afición siempre produce mucha alegría. Es verdad que en la pista no te das cuenta cuando te animan o cuando te aplauden en una jugada determinada, pero cuando ves la grabación del partido, tranquilamente en casa, es muy emocionante”. 

Cada vez que toca el balón, o cuando consigue robar en una acción defensiva, el cariño de la grada es especial. “Al final la afición nos arropa mucho cada vez que jugamos en casa. Estoy muy feliz y ojalá que este año podamos darle muchas alegrías”. 

Sobre su aportación en estos primeros partidos, lo mira con humildad. “Estos son los primeros partidos de la temporada, no hay que conformarse y hay que tener claro que esto será largo, que vamos a tener oportunidades todas y tenemos que estar preparadas para cuando el entrenador tenga que sacarnos a pista”. 

Anoche, muchos coincidían a la salida del Cañi que Ale fue una de las jugadoras más desequilibrantes en ataque, y una de las que mejores acciones defensivas coleccionó para permitir a Salesianos llegar a semifinales del Trofeo Junta de Comunidades. Ella, no lo piensa. “Lo importante es que nos hemos clasificado para la siguiente fase y que el equipo ganó. Es verdad que en lo personal me salió un buen partido, pero creo que el equipo estuvo muy bien y con muchas ganas de seguir mejorando día tras día”. 

Sobre su rol en el equipo esta temporada, concluye afirmando que, “no es algo que haya hablado con el entrenador. Mi objetivo es trabajar duro, hacer que mis compañeras se esfuercen a diario y cuando me toque saltar a pista, hacer lo que he hecho en estos primeros partidos del año, siendo valiente, siendo constante y estando comprometidas para ayudar cada día a ganar”. 

A media voz, sin dar ruido, se despide una jugadora que es descomunal, que viste la camiseta de la selección autonómica de Castilla-La Mancha y que sin saberlo, lleva con ella la bandera que siguen el resto de jugadoras del filial que un día sueñan con defender la camiseta de Salesianos en el primer equipo. 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *